5 de septiembre de 2019

Un expolicía villamariense fue asesinado en Río Cuarto

Se trata de Rubén Suárez, de 60 años. Desde 2018 vivía en Río Cuarto. Habría sido asesinado mientras estaba sentado en el inodoro. Fue entre el lunes a la noche y el martes a la madrugada.

Además, presentaba cortes superficiales en otras partes del cuerpo, especialmente en los brazos, por lo que se interpreta que intentó defenderse.

 

Por el homicidio hay un detenido. Se trata de Enrique Ezequiel Cuello, de 24 años, quien tiene casi una decena de antecedentes por amenazas, lesiones, hurto calificado y robo. Se trataría de un conocido de la víctima que frecuentaba el departamento.

 

Cuello tiene domicilio a unas 12 cuadras del lugar del crimen. Le secuestraron ropa con manchas que ahora serán peritadas.

 

Versiones dan cuenta de que la billetera de la víctima estaba vacía. En el mismo lugar del hecho se encontró el arma homicida, un cuchillo que pertenecería a la vivienda.

 

Desde los Tribunales de Villa María se confirmó que el hombre asesinado es la misma persona que, en octubre de 2017, fue demorada e imputada por estafa. Los medios lo llamaban “el terror de las estaciones de servicio”.

 

Según los investigadores, Suárez habría tenido “problemas con el alcohol”. Fue denunciado porque, tanto en la estación de servicio del Automóvil Club Argentino como en otras más, “cuatro o cinco veces” habría pedido que le llenaran el tanque y se habría ido sin pagar.

 

Por ese motivo, el fiscal René Bosio oportunamente le llegó a secuestrar el vehículo, un Renault Clio gris.

Translate »
Google+