14 de Junio de 2017

Un juicio por venta de drogas demostró que en Villa María no hay para detenidos tratamientos por consumo de estupefacientes

Jonathan Joel Heredia de 21 años de edad, fue condenado este miércoles a tres años y medio de prisión por tenencia y comercialización de estupefacientes.

En un allanamiento que realizaron en su casa de barrio La Floresta, de Villa Nueva, le encontraron 600 gramos de marihuana.

 

La abogada defensora oficial, la Dra. Silvina Muñoz, explicó que para que un preso de la cárcel de Villa María reciba tratamiento por su adicción a las drogas, debe ser trasladado a Bouwer, algo que los presos locales no aceptan por tener que alejarse de sus familiares.

 

Translate »
Google+