16 de Enero de 2017

Después de la tormenta: “Con el correr de la semana, la ciudad volverá a la normalidad”

Árboles caídos en distintos sectores de la ciudad y dos voladuras de techos fueron las principales  consecuencias de la fuerte tormenta ocurrida en la madrugada del domingo. 

Con el objetivo de volver a la normalidad el funcionamiento de la ciudad, desde primera hora, las diferentes áreas del municipio se encuentran trabajando para dar respuesta a los vecinos en los diferentes barrios, junto a instituciones como Bomberos Voluntarios, Policía de la Provincia de Córdoba y EPEC.

Defensa Civil y la Secretaría de Desarrollo Urbano, Ambiente e Infraestructura, con dos cuadrillas cuadrillas del Corralón con pala mecánica, camiones y motosierras, se encuentran abocados al retiro de grandes árboles caídos, dando solución a las zonas más afectadas, como avenida Savio, Borrás, ruta 9 -salida a Buenos Aires- y ruta 158 -tanto en las salidas hacia Río Cuarto como hacia Córdoba. También intervenían por caída de árboles en barrios Mariano Moreno, Santa Ana; y en barrios Palermo y en Barrancas del Río, donde dos árboles cayeron sobre automóviles, provocando sólo daños materiales.

Las Cooperativa Ctalamochita, que tiene a su cargo barrido y limpieza, está recorriendo los diferentes barrios, levantando las ramas y hojas de menor tamaño; mientras que cuatro de los concesionarios de espacios verdes, hacen lo propio en las áreas que tienen a su cargo.

La Dirección de Obras Privadas se hizo presente en la zona céntrica, en calles Entre Ríos y 9 de Julio, donde ocurrió la caída de un cartel y una marquesina.

De la misma manera, personal de Seguridad Ciudana y Tránsito (que funcionan bajo la órbita de la Secretaría de Gobierno y Vínculos Comunitarios), trabaja en los cortes de calle, en los lugares comprometidos por árboles caídos o postes de energía.

Por otra parte, desde la Secretaría de Inclusión Social y Familia se brindó inmediata asistencia a dos familias que sufrieron voladura de techos, en un trabajo conjunto con el Instituto Municipal de la Vivienda.

Uno de los casos se dio en una casa de calle Alaska, de barrio Las Playas, donde habitaba un matrimonio -la mujer está embarazada-, quienes se trasladaron inmediatamente a la vivienda de sus familiares. El segundo caso ocurrió en barrio Vista Verde, en que las ráfagas volaron la cobertura de chapa del techo de una casa. Allí no fue necesario el traslado de la familia.

Otras dos voladuras de techo ocurrieron en barrio Evita y San Juan Bautista, en viviendas que se encontraban desocupadas.

Los vecinos que deseen informar sobre algún inconveniente sufrido como consecuencia de la tormenta, pueden comunicarse a la Guardia de la Municipalidad de Villa María, llamando al teléfono (0353) 4618100.

 El intendente Martín Gill habló con Radio Show.
Translate »
Google+