9 de noviembre de 2017

Su embarazo la llevó a revelar que de niña era violada

Una joven de Villa María confesó que fue abusada durante su infancia cuando se enteró, en una ecografía, que estaba esperando una nena. Hizo la denuncia y su violador fue condenado a 10 años.

Una joven de Villa María que sufrió abusos de niña, confesó el terror que vivió cuando se enteró que estaba embarazada de una nena, hizo la denuncia y su violador fue condenado, en un juicio abreviado, a 10 años de prisión.

El fiscal de Cámara de Villa María, Francisco Márquez, contó a Cadena 3 que la mujer “explota, revela y cuenta” que sufrió el acoso y abuso “cuando le hacen una ecografía y le dicen que va a tener una nena”. “Piensa que va a pasar por el mismo calvario y ahí la pareja de ella y su mamá, deciden hacer la denuncia”, detalló.

“Hay un episodio que desencadena la decisión de revelar algo que esta joven había cubierto por miedo, por esta situación que dejó a la joven en una vulnerabilidad absoluta. La situación que se produce que confiese es cuando la ecografía le avisa que va a ser mamá de una nena”, precisó Márquez.

La joven fue sometida a los tormentos de alguien del círculo íntimo de su familia desde que tenía 11 años. Durante ese tiempo y hasta que la joven pudo abandonar su hogar, la mantuvo amenazada con hacerle daño si contaba a alguien lo que ocurría.

“El abuso sexual es un delito que tiene características muy particularidades, en donde a partir de la personalidad del autor y la vulnerabilidad de la víctima, se dan conductas de toqueteo y pseudos juegos que pasan a acosos o hechos de la violación. Después de eso viene la intimidación, ‘si contás te mato’, y viene el secreto que genera un resabio de confusión en la víctima que no sabe si es culpable o víctima de lo que está sucediendo y ahí aparece la revelación”, explicó el fiscal.

En cuanto a la condena, Márquez remarcó que “va a haber gente que va a pensar que es muy poco” pero señaló que “mucho más poco es no conseguir diez años”.

“En este caso quizás hubiésemos querido algo más, pero ese algo más supone el derecho del imputado de examinar el testimonio, de revictimizar una vez más a la chica que no quiere entrar ni por casualidad a verlo”, indicó el fiscal en cuanto al juicio abreviado, donde el acusado confesó la acusación en su contra.

“La pena es una cosa que parece mucho según cada quien. Cuando uno está mirando la cara y los ojos de la víctima y esta asiente que por favor termine esto. Y con esto se consigue una condena que no va a ser casada, ni nada”, concluyó la fiscal.

El violador, fue condenado por abuso sexual, doblemente agravado, por acceso carnal y aprovechamiento de la situación de convivencia preexistente y privación ilegítima de la libertad coactiva.

Translate »
Google+