23 de noviembre de 2017

Separaron a un sacerdote villanovense tras denuncias de padres de alumnos en Río Tercero

Según relataron en FM Sol Río Tercero, un confuso episodio donde se vio involucrado el sacerdote villanovense Gustavo Casas y alumnos de cuarto año de un establecimiento educativo de nivel primario, habría derivado en la separación del cura de la Parroquia Nuestra Señora de Lourdes de Río Tercero por decisión del Obispado de Villa María.

El hecho en cuestión habría ocurrido el pasado jueves, mientras se desarrollaba la primera confesión de los chicos que cursan el cuarto grado, primero de los años para realizar la Primera Comunión; según denunciaron judicialmente algunos padres y presentaron el reclamo a los directivos del establecimiento educativo.

Al parecer, el sacerdote habría tenido su teléfono celular mientras se desarrollaba la confesión y habría tomado fotografías de todos los alumnos varones y, según relataron algunos testimonios “off the record” a la producción de FM Sol Río Tercero, sostuvo conversaciones telefónicas con terceros mientras los chicos se confesaban con frases que se podrían prestar a la confusión.

Al recibir el testimonio de sus hijos, padres se pusieron de acuerdo para realizar una denuncia judicial y también le manifestaron lo ocurrido a las autoridades del establecimiento que habrían comunicado lo sucedido al Obispado de Villa María y pidieron  una reunión con el Sacerdote para esclarecer la situación. Esa supuesta reunión no se habría realizado, ya que el cura no se presentó y dejó una carta escrita en la que acepta haber estado con el teléfono mientras confesaba pero negó “que sea con fines espurios”.

El Vicario General de la Diócesis Villa María, el padre Alberto Bustamante, llegó a Río Tercero para hacerse cargo de la parroquia.

Fuente: FM Sol Río Tercero

 

Translate »
Google+