30 de octubre de 2018

Se confirmó que la ciudad será sede de la Policía Científica

El anunció se realizó luego de la creación de 5 delegaciones en el interior provincial. La delegación de Villa María tendrá una cobertura de 200 kilómetros a la redonda.

El Ministerio Público Fiscal dispuso descentralizar algunas funciones de la Dirección de Policía Científica, que depende de la Policía judicial, y creará cinco sedes en el interior de la provincia: San Francisco, Villa María, Río Cuarto, Deán Funes y Villa Dolores. Los objetivos de esta medida son mejorar las pruebas recolectadas en las escenas del crimen y disminuir el tiempo en el levantamiento de cadáveres.

El año pasado, de las 12.914 causas penales que ocurrieron en el interior, en 12.299 trabajó la Policía local, que remitió las pruebas a la Dirección de Policía Científica. La descentralización busca optimizar los recursos, garantizar el acceso al servicio de justicia y mejorar la respuesta institucional frente al delito.

“Cuando la Policía científica es convocada por los fiscales del interior, un equipo técnico se traslada desde la ciudad de Córdoba hasta el lugar requerido. La definición y preparación de los especialistas, como la del material e instrumental necesario y, fundamentalmente, su traslado, conllevan un inevitable tiempo hasta que la intervención científica efectivamente se materializa, lo que impacta negativamente en el tratamiento criminalístico del escenario, ya sea para la pronta seguridad perimetral del lugar, el levantamiento del cuerpo –en su caso–,  la recolección de la prueba, su conservación y posterior traslado a fin de su procesamiento”, sostuvo el fiscal General, Alejandro Moyano.

Las subsedes funcionarán en sendas dependencias de la Policía de Córdoba, según un convenio que firmaron este lunes el fiscal General, Alejandro Moyano, y el ministro de Gobierno, Carlos Massei.

“La distribución de las sedes es estratégicas, cada una de ellas tiene una cobertura de aproximadamente 200 kilómetros. Esa ubicación permitirá que el tratamiento científico suceda en tiempo y forma, para evitar la pérdida o deterioro de elementos probatorios que pueden ser dirimentes en la investigación”, remarcó el fiscal General Moyano.

En cada sede de la Policía científica habrá un vehículo para el traslado de cadáveres, tarea que actualmente está centralizada desde la ciudad de Córdoba, lo que genera demoras de hasta varias horas. También habrá un vehículo por sede para el traslado de equipamiento técnico.

El Ministerio de Gobierno se hará cargo de la inversión en vehículos y equipos para cuatro sedes, mientras que el Ministerio Público Fiscal afrontará con su presupuesto la oficina de Deán Funes.

Seis policías por cada una de las subsedes pasarán a prestar servicio para la Policía Judicial. Habrá un coordinador en cada localidad, quien coordinará los trabajos técnicos de recolección de pruebas, planimetría, fotografía, entre otras.  Además, será responsabilidad del delegado de la Policía Judicial “los insumos necesarios para la recolección, conservación y traslado de las pruebas y de su análisis cuando corresponda”.

Además de acortar los tiempos de intervención de la Policía judicial, que puede demorar varias horas en realizar peritajes y proceder a levantar un cadáver ante un crimen o siniestro en puntos alejados de la Capital, se busca que no haya contaminación en la escena del crimen, parte fundamental en una investigación penal.

La Policía judicial es un organismo técnico que depende de la Fiscalía General de la Provincia. “Su misión es, esencialmente, reunir las evidencias y pruebas útiles para que los fiscales puedan actuar ante los jueces reclamando una decisión basada en la verdad, desarrollando su actividad a través de un trabajo multidisciplinario de investigación técnica, científica, criminalística y operativa”.

Fuente: La Voz del Interior.

Translate »
Google+