6 de abril de 2018

Se abstuvo a declarar una mujer imputada de “homicidio culposo”

Gisela de Bastiani, quien manejaba el auto que chocó y mató a Patricio Iván Ludueña (34), se sentó ayer frente al fiscal Rene Bosio.

El accidente había ocurrido el lunes 1 de enero de este año en la intersección de calles General Paz y Salta, donde existe un semáforo, que la conductora del Peugeot 207 había cruzado en rojo, además de tener un dosaje de 1,2 gramos de alcohol en sangre.

 

La mujer está en libertad. Abonó una fianza de 300 mil pesos.

 

 

El fiscal Rene Bosio dijo que en poco tiempo la causa estará concluida en su instrucción.

Translate »
Google+