6 de febrero de 2017

Sabina deleitó a Villa María con casi dos horas de clásicos

El español se presentó en el Festival de Peñas, luego de una ausencia de dos años de los escenarios. El ministro de Turismo presentó la Marca País al Festival. Los Huayra cerraron la noche.

La tercera noche del Festival de Peñas de Villa María recibió a Joaquín Sabina, que a sus 67 años no da señales de detenerse y cantó durante casi dos horas, ante un anfiteatro que siguió todos sus movimientos.

Entre fuegos artificiales y juegos de luces, con un gran despliegue visual, el anuncio de Miguel Borsatto dio inicio al show, con el Ballet Flor de Ceibo danzando en el escenario.

La expectación flotaba en el aire, y el espectáculo principal no se hizo esperar más: en forma de caricatura, un video de Joaquín Sabina dijo a los presentes: “Señoras y caballeros, cordobeses y forasteros: soñadas en los noventas hay rimas que se reinventan bajo los mismos sombreros. Ojalá que las reciban y sigan latiendo vivas en sus cómplices oídos. Así que contra el olvido, contra el ébola y el Isis, para tiempos de tormenta, bienvenidos a 500 noches para una crisis”.

A las 21:45, Rony Vargas y Patricia Sosa presentaron al español, que se asomó al escenario con su emblemático sombrero bombín en mano, campera de cuero negra y pantalón a juego.

El cantante comenzó con todo, frente a un público enloquecido por cada una de sus pabras: interpretó “Esta noche contigo” “Ahora que…” Barbi superestar” y “Peces de ciudad”.

En el medio, y para deleite de todos, anunció que en septiembre u octubre iba a pasar un mes entero en nuestro país, en una gira para publicitar su nuevo disco. Como un adelanto, tocó el tema que lleva el nombre del álbum: “Lo niego todo”.

El jianense hizo de todo: jugó con sus músicos comenzando varias veces la canción “Nos sobran los motivos”, caminó, pidió permiso al público para sentarse y dejó a sus músicos tocando solos de a momentos.

“Pancho” Varona, guitarrista, y Antonio García de Diego, quienes hace años salen de gira con él, recibieron el elogio de Sabina por su talento musical, que según aseguró estaba a su altura, y “Porque cobran menos”.

García cantó la primera parte de “Tan joven y tan viejo” y Sabina se unió en la última estrofa, coronándola con un : cada noche me invento, todavía me emborracho; tan joven y tan viejo, like a rolling stone”

El público hizo conocer sus favoritas con una ovación de pie y vítores sincesantes: “19 días y 500 noches”, “Contigo”, “Noches de boda” y “Nos dieron las diez”.

Pasadas las once y media bajó del escenario, dejando a todo el anfiteatro deseando más, con la promesa de volver más adelante en el año.

Los artistas locales también tuvieron su espacio
Fabricio Rodríguez tuvo la ardua tarea de entretener a una audiencia completamente revolucionada, cosa que hizo con su habitual repertorio de temas propios y covers.

Tocó casi una hora y se despidió con una versión de “Solo le pido a Dios” de León Gieco.

Más tarde, fue el turno de Los Huayra. Los salteños hicieron un repaso por el cancionero popular argentino y otros suyos como “La noche sin ti” y “Por tener tu amor”.

Sangre española

Estuvo presente en el recital la cantante española India Martínez, que se presenta el martes en el anfiteatro. Dijo a Radio Show: “Estoy aprovechando aquí para disfrutar el calorcito, ir adaptándome a los horarios y sobre todo disfrutar también de los compañeros, como esta noche con Sabina”.

Acerca de su gira comentó: “Estoy deseando que llegue porque voy a presentar mi disco pero es verdad que, como nunca he estado en Argentina, voy a aprovechar para hacer mis discos anteriores también, algunas canciones que para mi han significado mucho, en España han sonado mucho pero quizás aquí no he tenido la oportunidad de verdad hasta ahora, entonces va a ser un espectáculo concentrado y con mucha energía, muchas ganas”.

Consultada acerca de si le entusiasmaba la idea de compartir el escenario con Abel Pintos se mostró reservada: “Yo no digo nada. Yo llevo mucho tiempo esperando este momento, no digo más nada”.

 

Translate »
Google+