1 de agosto de 2016

Recuperan uno de los vagones abandonados del ferrocarril para convertirlo en un centro cultural

Voluntades unidas en un proyecto comunitario. Ese fue el espíritu que se apoderó del sector de los chalets del ferrocarril de barrio Las Playas cuando ayer, se dio comienzo a la recuperación de uno de los vagones abandonados para convertirlo en un centro cultural.

vagones6 La idea surgió de las reuniones quincenales que mantienen el Instituto Municipal de la Vivienda, el MuniCerca y los vecinos que allí residen, y forma parte de un proyecto integral de intervención urbana que impulsará el municipio y que abarcará la creación de una plaza y la mejora de las viviendas.

“Juntos estamos recuperando uno de los vagones que se encuentran abandonados para convertirlo en un centro cultural donde se pueda enseñar música, arte, pintura, fotografía, y brindar apoyo escolar, convirtiéndolo en un lugar de referencia para esta zona de la ciudad”, relató el intendente Martín Gill, quien participó en horas del mediodía de ayer del inicio de los trabajos, que arrancaron con la pintura general del vagón, en color blanco, y la realización de graffitis de color en toda la superficie.

“Vamos a incorporarle elementos de sustentabilidad”, indicó, y explicitó que para proveer de energía eléctrica al nuevo espacio, se contempla la colocación de paneles solares en el techo del vagón, y elementos sustentables para el funcionamiento de los baños y la provisión de agua caliente.

En relación al sector, comentó que poco más de un mes atrás “hemos impulsado la limpieza y el acondicionamiento general del lugar. La integración con barrio Las Playas, va a permitir definitivamente que las 30 familias que viven acá -80 personas, la mitad de ellos niños-, se incorporen al resto de la ciudad”, afirmó. El titular del Ejecutivo explicitó que el proyecto incluye el mejoramiento urbano integral, con la provisión de servicios básicos como agua y cloacas, además de cordón cuneta e identificación de calles.

Adelantó que el segundo paso será la recuperación de la plaza. Ello requerirá el rellenado de la zona con tierra para su nivelación, respetando las sendas naturales de paso, tras lo cual se efectuará la forestación, se colocará iluminación y juegos infantiles, incorporando para éstos últimos, materiales reciclables. “La plaza quedará integrada con los vagones que están siendo recuperados”, indicó.

En relación a los chalets, Gill puntualizó que a partir del relevamiento efectuado por el Instituto Municipal de la Vivienda, aquellas familias que contaban con el comodato por parte de Nuevo Central Argentino (NCA) han podido acceder al programa Mejor Vivir que el municipio ejecuta junto con el Gobierno de la Provincia. “Las situaciones más urgentes han sido incorporadas. Recibirán el aporte y el municipio realizará los trabajos sobre los núcleos húmedos o la habitación”, dijo.

Especificó que quienes no puedan acreditar la posesión de la vivienda, a través del programa municipal PER, se efectuarán las intervenciones para las mejoras.

Indicó además que se manera simultánea “estamos trabajando para presentar el proyecto integral de este sector ante la Secretaría de Vivienda de la Nación, como parte de los programas de hábitat urbano para el abordaje que tenemos planificado”.

La palabra de los vecinos

“Estamos muy agradecidos por la preocupación que tienen hoy las autoridades, porque nunca antes se acordaron de que vivíamos acá. Es una alegría muy grande todo lo que se está haciendo y con los vecinos vamos a hacer todo lo posible para cuidar el lugar”, aseguró Norma, una de las mujeres que residen los chalets.

En términos similares se expresó Enzo, otro habitante del sector. “Hemos estado olvidados por largo tiempo y toda esta movida es muy buena, porque somos incluidos dentro de las mejoras de la ciudad. Tantas cosas se hicieron en Villa María pero nosotros habíamos estado un poco olvidados”.

Translate »
Google+