21 de Marzo de 2017

Pronto, Villa María contará con un Centro de Día para el tratamiento de adicciones

La Provincia cedió el espacio ubicado en el viejo Pasteur, que luego quedará integrado al Centro Cívico.
En la mañana del martes, el jefe de Gabinete municipal, Héctor Muñoz, afirmó que una parte del edificio, sobre la calle homónima, fue autorizado por la Provincia para que funcione allí un Centro de Día para el tratamiento de las adicciones, a la vez que podría constituirse también como sede del Consejo para la Prevención de las Adicciones, integrado por varias instituciones de la ciudad que se ocupan de la temática.

En una visita realizada junto al presidente del mencionado organismo, Guillermo Gauna, al titular del legislativo local, José Carignano, y a la responsable de Asociación Nazareth, Verónica Valentín, Muñoz afirmó que el lugar está en buenas condiciones y reúne una tipología de sanatorio con varias dependencias y sanitarios, además de ingreso propio desde la calle.

Indicó que requerirá una puesta a punto antes de que comience a funcionar allí el Centro de Día, que integrará la atención que actualmente se presta en la Casa de Medio Camino -que hoy tiene sede en el Hogar de Ancianos-.

“Las actividades ya se vienen realizando en otros espacios, los equipos profesionales están funcionando y ya está pedido el mobiliario para este nuevo emplazamiento”, relató el jefe de Gabinete.

Además, recordó que hace algunos meses, la Provincia incorporó a Villa María en la Red de Adicciones de Córdoba (RAC), y que realizó un aporte único de 130 mil pesos que pueden ser destinados tanto a la renovación del inmueble como a personal. El funcionario apuntó, de todas maneras, que el municipio destinará presupuesto municipal para la puesta a punto.

Cómo funcionará

Gauna, por su parte, se refirió al funcionamiento que tendrá el espacio, adonde se trasladará el Centro de Día que en la actualidad se encuentra en el Hogar de Ancianos. Relató que habrá un equipo interdisciplinario conformado por psicólogos, psiquiatras, trabajadores sociales, médico especializado en toxicología y enfermera.

Allí se realizará la admisión de los pacientes, que pueden llegar por vía familiar, individual o judicial, determinando la problemática e indicando el abordaje más propicio.

En el edificio de calle Pasteur, las personas en tratamiento tienen la posibilidad de desarrollar distintas propuestas de talleres que forman parte del abordaje.

Cabe recordar que los casos que requieren ser tratados en comunidad terapéutica son derivados a la Asociación Nazareth, que posee diferentes casas donde los pacientes concurren. Mediante un convenio, el municipio abona los tratamientos de las familias que no pueden afrontarlos.

Translate »
Google+