24 de Mayo de 2017

Más de 50 chicos iniciarán las clases para terminar el nivel secundario en la Escuela Granja

El intendente Martín Gill, inauguró la refacción integral. A partir de junio, se abrirán dos instancias del Programa de Inclusión y Terminalidad en Educación; una en la Escuela del Trabajo, y otra, en la Escuela Granja.

En el mediodía de este miércoles, el intendente Martín Gill inauguró las obras de remodelación integral del edificio de la Escuela Granja, con adaptaciones para albergar a más chicos y chicas, quienes iniciarán sus clases en los primeros días de junio.

“Uno de los primeros objetivos que nos propusimos como gestión es el de trabajar para que todos los chicos de Villa María tengan un proyecto de vida y nada nos duele más que cuando un adolescente siente que no tiene más oportunidades”, expresó Gill, quien encabezó el acto de inauguración, en el que también estuvieron presentes los docentes y auxiliares de la Escuela, alumnos y sus familias.

Actualmente, en la institución asisten jóvenes de 14 a 18 años, bajo la modalidad de terminalidad del nivel primario (CENPA), que además participan de diferentes talleres culturales, artísticos, y desde este año, también tienen la posibilidad de acceder a capacitaciones en oficios.

A partir de junio, y tal como lo explicó el intendente, “se abrirán dos instancias del Programa de Inclusión y Terminalidad en Educación; una en la Escuela del Trabajo, y otra aquí, en la Escuela Granja”. La que funcionará en el edificio ubicado sobre la Prolongación Vélez Sarsfield ya cuenta con 54 inscriptos, y además, se incorporarán mujeres.

“Esta institución se creó a principios de los ’90 y en el Estatuto de conformación, se prevé que es un paso previo al ingreso de chicos al instituto de menores. Esa es la concepción con la que surgió. Pero está la necesidad de avanzar en función de la Ley de Protección de Niños, Niñas y Adolescentes, a la que adhiere la Provincia y la ciudad de Villa María, que garantiza el derecho a educarse y a tener una herramienta laboral”, resaltó la directora de la Escuela, Melina Mosquera. “Empezamos a trabajar para adaptar el edificio a la convivencia de hombres y mujeres, porque la intención es que se puedan compartir los espacios”, agregó.

De este modo, allí se brindará la posibilidad a chicos y chicas de terminar estudios de nivel primario, secundario y, además, los talleres de oficios. “Hay que brindar las oportunidades tantas veces como sea necesario. Que quien no pudo, por alguna razón, continuar su escolaridad en el término que establece la educación formal, tenga siempre la oportunidad de retomar, de continuar. Hay que romper la indiferencia, trabajar para que no se repliquen las situaciones de abandono”, destacó Gill.

La obra de remodelación integral, que estuvieron a cargo del Instituto Municipal de Inversión (IMI) con fondos de la Provincia y el municipio, comprendió la remoción de las viejas aberturas y rejas, que fueron reemplazadas en su totalidad. En tanto, también se ejecutaron tareas de impermeabilización en techos, y fueron reparados los muros, con posterior pintura interior y exterior. Asimismo, se realizó un recambio de todo el cableado eléctrico, con el reemplazo de tablero, incorporación de nuevos artefactos lumínicos, equipos acondicionadores de aire y ventiladores. Por último, se hizo una recuperación total de la batería de baños, con la instalación de agua de red a los sanitarios y la construcción de un nuevo espacio con características adaptadas.

 

Translate »
Google+