7 de noviembre de 2017

Más de 20 veterinarios acompañarán el Programa de Control de la Población de Animales de Compañía

Tenencia responsable de mascotas, acciones de castración, censo canino, auditorías en el CAM y Consejo Asesor, son algunos de los puntos importantes de ese convenio de participación conjunta.

Preservar la salud pública, educar sobre la tenencia responsable y avanzar en un camino de acciones desde el enfoque del buen trato animal, son algunos de los objetivos que se plantea este convenio de participación conjunta, firmado por el intendente Martín Gill y médicos veterinarios de la ciudad que adhieren al Programa de Control de la Población de Animales de Compañía.

El convenio permite fortalecer una estrategia de control de la población animal desde una perspectiva médica y científica, a la vez que propicia un espacio de participación para pensar actividades conjuntas, analizar situaciones y avanzar en la toma de decisiones.

La concreción del acuerdo es una de las partes integrantes de las líneas para la optimización del Centro de Adopción Municipal (CAM), que comprende la ampliación de la infraestructura y mejora de la ya existente; la consolidación de un equipo médico con atención las 24 horas y la profundización de la participación de los profesionales externos a la institución.

En los momentos previos a la firma, y durante la presentación de los aspectos básicos comprendidos en el convenio, Laura Calleri, representante simbólica de los profesionales presentes, destacó que “como muchos somos egresados de la Universidad pública, esta iniciativa nos ofrece la oportunidad de devolver a la sociedad nuestros conocimientos, aportando desde nuestra profesión un granito de arena”.

 

Los puntos destacados del convenio

-Acciones sobre concientización de tenencia responsable

Las actividades para impulsar la tenencia responsable de mascotas se realizarán en formato de charlas en establecimientos escolares, MuniCerca, conferencias públicas, volantes, participación en spots publicitarios. Se llevará a cabo al menos un evento mensual con la participación de los veterinarios adheridos al convenio.

-Castraciones y residuos patógenos

Los médicos asumen el compromiso de realizar castraciones mensuales -ovariectomía, ovariohisterectomía y orquiectomía- en perros y gatos, a requerimiento y con la derivación de las autoridades municipales correspondientes. Los animales derivados para castración serán ejemplares con propietarios en condiciones de vulnerabilidad social o bajos recursos económicos.

Los médicos realizarán las intervenciones quirúrgicas en sus clínicas habilitadas y con propios recursos -equipamiento, material y fármacos-, responsabilizándose de los controles del animal intervenido hasta la extracción de puntos.

Aquellos veterinarios que no hacen castraciones, participarán de manera activa en las acciones de educación y concientización, coordinados por el equipo médico municipal.

El municipio se compromete, a su cargo, la recolección mensual de hasta 10 kilos de residuos patógenos generados por las clínicas veterinarias debidamente habilitadas y adherentes al convenio. Para el caso que alguna de ellas produzca más del doble de lo establecido en el acuerdo, la recolección será de la mitad de lo generado, con un tope de 50 kilos por mes y, en particular, en este último caso, la clínica deberá realizar el doble de castraciones acordadas.

-Censo canino, auditorías en el CAM y Consejo Asesor

Se avanzará en un censo canino en la ciudad, involucrando para este estudio a la Universidad Nacional de Villa María. Asimismo, la Municipalidad solicitará al Colegio Médico Veterinario la realización de una o dos auditorías anuales a los fines de certificar los procedimientos y estado general del CAM.

En cuanto al Centro de Adopción, se propiciarán acciones necesarias ante organismos pertinentes para certificar normas de calidad, que avalen procesos de transparencia y protocolización de la dinámica de trabajo.

Por otra parte, el municipio se compromete a incorporar tecnología para identificar con microchip a cada animal que ingrese al CAM y/o se dé en adopción, además de entregar dichos dispositivos a cada veterinario adherente para que sean colocados en los animales derivados e intervenidos quirúrgicamente.

En otra instancia, se creará un Consejo Médico Veterinario que tendrá como finalidad generar un soporte científico-profesional donde puedan plantearse las acciones y objetivos estructurales.

Por último, el convenio prevé que se avanzará en la protocolización de las enfermedades zoonóticas, para lo cual los veterinarios deberán notificar a la Dirección de Zoonosis. El protocolo generado por el Consejo con la colaboración del Colegio de Veterinarios de la Provincia de Córdoba, contendrá un manual de denuncia obligatoria de dichas enfermedades.

Translate »
Google+