9 de julio de 2016

Los villamarienses celebraron el Bicentenario y bailaron el Pericón Pueblero junto a las agrupaciones

Luego de finalizar el Tedeum y los actos protocolares, la explanada de la Catedral se transformó en un patio criollo con danza, música y chocolate caliente para continuar con los festejos por el Bicentenario de la Independencia.

gillEn la previa del Pericón Pueblero, el grupo Shalaku comenzó con un repertorio de canciones, entre ellas, algunas chacareras que invitaron a las parejas de bailarines para dar inicio al baile en plena calle.

Del encuentro popular, participaron bailarines de distintas agrupaciones y academias de danzas, talleres de folclore de centros de jubilados, el taller de folclore de adultos mayores del Instituto de Extensión y el ballet folclórico de la Universidad Nacional de Villa María.

Ya iniciada la danza, el intendente Martín Gill recibió un poncho y pañuelo, al igual que su esposa Evangelina, el Secretario de Gobierno y Vinculación Comunitaria, Rafael Sachetto y la subsecretaria de Cultura, Gabriela Redondo. Así, fueron invitados a bailar el Pericón Pueblero junto a todos los bailarines que comenzaron a alistar la formación para arrancar la danza, con la música del grupo local Cuerda y Cuero.

Entre el baile y la música, también los villamarienses que llegaron hasta la Plaza San Martín para acompañar el festejo, disfrutaron del chocolate caliente y del humor de payasos en zancos que repartían banderitas.

Al grito de “¡Viva la Patria!”, se dio por finalizado el festejo que continuó por la tarde con la función del Circo Criollo  en el Salón Bomarraca y la cocción del locro más grande del mundo.

 

Translate »
Google+