30 de diciembre de 2014

Leve mejoría para el niño que fue picado por un alacrán

Se trata del pequeño Valentín Rosa de 14 meses que fue picado en su casa por un alacrán. El menor había sido trasladado al Hospital de Niños de Córdoba en grave estado, pero en la últimas horas ha presentado una leve evolución.

124307El niño de catorce meses que el domingo 28 ingresó al Hospital Pasteur por la picadura de un alacrán fue trasladado en el transcurso del 29 hacia el Hospital de Niños de la ciudad de Córdoba.

Esta mañana, la Doctora Nilda Gait, Jefa de Toxicologia del Hospital de Niños de la ciudad de Córdoba manifestó a Radio Show: “el paciente ha presentado una mejoría en la contracción del corazón, aunque sigue grave”.

Por otra parte, agregó: “se la ha reducido la medicación y evolucionan correctamente sus pulmones que también fueron afectados por el veneno del alacrán.

Al finalizar la entrevista, la Dra. Gait brindó algunas recomendaciones para evitar las picaduras de alacranes.

– Lo primero es lograr que los alacranes no entren a la casa.

Para eso, hay que sellar las puertas de entrada con un zócalo de goma abajo. En los resumideros, se debe colocar una tela mosquitera de plástico, para que no se oxide y dure más tiempo.

-Lo segundo es evitar que permanezcan dentro de la casa.

Todo lo que se deje en el piso se convierte en un lugar donde los alacranes pueden ocultarse, por ejemplo, papeles, cajas y libros.

Cabe señalar que un aliado inesperado son las pequeñas arañas, porque los depredan.

-Lo tercero es evitar ser picado.

Dado que los alacranes son de hábito nocturno, apenas hay un poco de luz se refugian en lo primero que encuentran en el piso: zapatos, ropas, trapos de piso, etcétera. Por consiguiente, se recomienda:

– Antes de ponerse los zapatos o zapatillas, hay que revisarlos.

– No dejar los zapatos o zapatillas en el piso.

– Tener precaución cuando se toman trapos de piso que han estado apoyados en el suelo. Sacudirlos.

– No dejar ropa tirada en el suelo. Muchos accidentes ocurren cuando se toma la ropa que se tiró al piso durante la noche y al día siguiente se agarra para echar a lavar. Sacudirla antes.

– Tener cuidado al manipular colchas o sábanas que han rozado el piso. Sacudirlas.

– No caminar descalzo de noche.

– De día, no remover en el jardín los lugares donde puedan guarecerse, por ejemplo, las macetas, escombros, maderas, leña, etcétera. En caso de hacerlo, usar guantes para evitar la picadura directa sobre la piel.

– De noche, aumentan los riesgos al acostarse en el jardín a ver el cielo o al sentarse afuera. Antes de hacerlo, hay que revisar el piso con una luz de emergencia.

Translate »
Google+