25 de septiembre de 2019

La decodificación, una terapia que sirve para sanar, comprender y cambiar actitudes

Así lo manifestó la terapeuta María Cecilia Carlström. Explicó qué es y detalló las técnicas que se utilizan en esta práctica.

La terapeuta en Decodificación Emocional, María Cecilia Carlström, comentó que lo que se busca con esta práctica es aliviar, sanar, comprender y cambiar actitudes.

Su camino en esta terapia comenzó cuando enfermó de cáncer de mama. “En ese tiempo algo había escuchado y tener este síntoma fue para mí un mundo nuevo. Sabía que el cáncer estaba ahí para que yo aprenda algo que estaba en silencio haciendo mucho ruido”, expresó.

Fue desde ese lugar que decidió acompañar a otros en el encuentro con ellos mismos.

Cuando se le pidió que explique qué es la decodificación, ya que muchas personas no conocen sobre el tema, manifestó: “es una metodología, una terapia y un nuevo paradigma donde las personas dejan de esperar afuera la solución de sus problemas, y se vuelven responsables de sí mismos, de su propia sanación. Es un camino de cambios comprendiendo la lógica de lo que nos sucede”.

Además, dijo que sirve para comprender cómo funciona el cerebro, para qué se está creando tal situación, y también para entender su sentido biológico.

Maria Cecilia Carlström – Terapeuta en Decodificación

“La enfermedad como tal no existe. Es una adaptación biológica de nuestro cuerpo al conflicto psíquico vivido de manera abrupta, en soledad y sin solución aparente. Las emociones no expresadas a tiempo pueden enfermarnos, las emociones, más las creencias, más los pensamientos innecesarios, hacen daño”, señaló la terapeuta.

“Somos creadores de todo lo que vivimos y nos pasa – indicó Carlström-, inconscientemente necesitamos eso para aprender. Conflictos tenemos todos, el desafío es asumirse creador y comprenderlo para sanarlo”.

Comentó que la decodificacion biológica, o la biodecodificación, sirve para saber que no hay enfermedades, sino una “adaptación del cuerpo” a la situación vivida en stress y en shock.

Sobre si sólo se puede biodecodificar enfermedades, o también otros problemas, dijo: “Se puede decodificar la vida entera. Todo lo que hace que nuestra vida no sea plena es síntoma de que estamos en incoherencia. Se trabaja con problemas en los niños, vínculo con nuestros padres, problemas de pareja, salud, dinero, profesión, entre otros”.

Cuando se le preguntó por qué las personas suelen acercarse a realizar una sesión, respondió: “Llegan a consulta porque están mal. Porque han enfermado, se han vuelto tristes, es como si se hubieran desenchufado de su origen y misión de vida. Llegan solos o por recomendación de alguien que ya comenzó este camino y le va muy bien”.

En relación a las sesiones explicó que la técnica principal es el habla y la escucha atenta, para que así la persona sola tome consciencia.

También habló sobre el uso del árbol genealógico en las consultas, declaró: «Hay enfermedades que tienen una carga transgeneracional. Algo de nuestros viejitos tenemos encima. Con amor y comprensión vamos limpiando paños de ausencia, dolor y abandonos del pasado”. Aunque aclaró que lo principal es revisar la vida presente ya que ahí siempre está la cuestión a resolver.

Para finalizar platicó sobre los médicos y la relación que tienen con la biodecodificación. Sobre el tema dijo que mucho de ellos aconsejan a sus pacientes a decodificar el síntoma además de hacer el tratamiento médico correspondiente, y que aquellos que no lo hacen posiblemente es porque aún no conocen esta metodología o son más “estructurados”.

 

Translate »
Google+