9 de noviembre de 2016

Internos de la cárcel colocan adoquines en el ingreso a la misma

Son 12 los internos de la cárcel local, que fueron capacitados en el marco del área Asistencia al Liberado que impulsa la Secretaría de Inclusión Social y Familia.

adoquinado4Adoquín por adoquín, es el trabajo de un grupo de 12 internos de la cárcel ubicada en barrio Belgrano que, con la libertad en el horizonte, fueron capacitados por el Instituto Municipal de la Vivienda (IMV) en el marco del área de Asistencia al Liberado que impulsa la Secretaría de Inclusión Social y Familia.

La acción de formación del programa “Manos a la Obra” que se llevó adelante con los 12 internos, surgió del trabajo conjunto entre el Servicio Penitenciario y el Gobierno local, “pensando una estrategia que también sea una oportunidad”, sostuvo Martin Gill.

“Así surgió la posibilidad de crear un programa de capacitación con una intervención directa en el medio, en este caso en el barrio Belgrano. Se llevó adelante durante un mes y medio aproximadamente, en el interior del establecimiento, con 12 internos que han sido seleccionados”, aseguró el mandatario, quien también contó que la mayor parte de ellos recuperarán la libertad en un plazo no mayor a los 18 meses.

Anunció que se viene trabajando desde la dependencia para que los liberados tengan la oportunidad de ser proveedores de servicios que el municipio o terceros requieran. “Primero lo harán asistidos y acompañados, y después ojalá que puedan desempeñarse de manera autónoma”, concluyó.

El trabajo que iniciaron los internos cuenta con el asesoramiento y la guía de profesionales del IMV. Se adoquinará una superficie de unos 3.000 metros cuadrados, tanto en la calle General Deheza como en la cuadra de José Ingenieros que desemboca en la puerta del establecimiento carcelario.

 

Translate »
Google+