13 de diciembre de 2018

Fue condenado por quedarse con un celular ajeno

Juan José Ceferino Somoya, un vecino de Arroyo Cabral recibió tres años de prisión en suspenso por quedarse con un celular que no era de su propiedad.

Fotografía – Entrada Arroyo Cabral

El fiscal Francisco Márquez explicó que el condenado fue sobreseído del cargo de “tenencia de estupefacientes con fines de comercialización”, a pesar de que cuando allanaron la casa le encontraron drogas y pruebas de las “tranzas” que realizaba.

Translate »
Google+