31 de Mayo de 2017

Dos oferentes en la licitación del nuevo puente

Durante este miércoles, se realizó la apertura de sobres para la realización del nuevo puente que unirá Villa María y Villa Nueva.

Este mediodía, en la sede de Vialidad de la Provincia, en la capital provincial, se llevó a cabo la apertura de sobres del proceso licitatorio para la construcción del nuevo puente que unirá a Villa María y a Villa Nueva. El intendente Martín Gill participó del acto, en el que se dieron a conocer las dos propuestas presentadas por las firmas Astori S.A. y CIAR S.A.

A partir de la apertura, inicia el proceso evaluativo de las propuestas por parte de la comisión conformada para tal fin. Tras el dictamen, se celebrarán los contratos en un plazo que no superará el mes de agosto.

Al respecto, Gill puntualizó que esta obra “nos permite vincular el desarrollo de las dos ciudades, Villa María y Villa Nueva, permitiendo descomprimir el paso que hoy existe como un cuello vial complejo a la altura del puente Isidro Fernández Núñez. Es un punto de acceso rápido a Villa Nueva, cercano al centro de la ciudad, por avenida Savio”.

Recordó además que el nuevo puente forma parte de los acuerdos alcanzados con el gobernador Juan Schiaretti que redundan en obras como los desagües pluviales que se encuentran en ejecución, la remodelación integral del Parque Pereira y Domínguez -cuyo proceso licitatorio está en marcha- o la apertura de bulevar España hasta la UNVM, entre otras.

En la apertura de sobres participaron el director de Vialidad, Osvaldo Vottero; la presidenta de la Agencia Córdoba de Inversión y Financiamiento, Alejandra Torres; la legisladora Nora Bedano; el director de Municipios, Marcelo Frossasco; y los secretarios villanovenses Guillermo Aiassa y Carlos Piccolini.

La empresa Astori S.A. presentó una oferta económica de 32.480.410 pesos, mientras que CIAR S.A. postuló un presupuesto de 29.812.922 pesos. La comisión evaluará diferentes aspectos de la propuesta y se expedirá en julio, por lo que en agosto se podrían firmar los contratos para el inicio de una obra que se extenderá por un plazo no menor a un año.

El nuevo puente estará emplazado entre el denominado “puente negro” y el desagüe, en un sector en que el cauce del río es particularmente angosto. El proyecto fue realizado por la Provincia, con la colaboración de los municipios para las mediciones de cota.

Tendrá una extensión de 60 metros de largo. La calzada será de doble mano con 14 metros de ancho, a lo que se suman dos vías para el paso peatonal y de ciclistas, de 1,90 metros de ancho cada una.

Para el sostenimiento de la estructura, se construirán dos pilares centrales, con una luz de aproximadamente 20 metros. La línea estética del puente se completa con un conjunto de arcadas de unos 10 metros de alto.

 

Translate »
Google+