25 de septiembre de 2017

Dieron de alta al joven herido de un balazo en el hombro durante el fin de semana

Poco antes del amanecer de la víspera, un joven de 18 años resultó herido de un balazo en circunstancias poco claras en el barrio Las Acacias, sector donde reside, en la calle Los Abedules al 400.

Al parecer, el adolescente se encontraba parado en una esquina, bebiendo y charlando con un amigo (de quien no quiso aportar datos a la Policía), cuando se le aproximaron otros jóvenes que iban a bordo de motocicletas y tras un cruce violento de palabras, se inició un tiroteo.

El herido no recuerda cuántos eran los atacantes, ya que dijo no haber tenido tiempo de contarlos antes de que se abriera la balacera. Ni siquiera tuvo oportunidad de huir o ponerse a resguardo.

Uno de los motociclistas descendió del rodado y le dio alcance a la carrera, le colocó el arma de fuego sobre el hombro izquierdo y efectuó un disparo, tras lo cual el herido cayó al suelo y los agresores se dieron a la fuga.

La víctima no pudo brindar más detalles que esos; no recordaba nada más, según manifestó a la Policía.

Minutos antes de las 7 de la mañana, no encontrando ningún remedio casero para su herida, el joven se presentó en la Guardia del Hospital Regional Pasteur, solicitando atención profesional.

En esas circunstancias es que el médico policial tomó intervención en el asunto y, como es de rigor y protocolo en estos casos, puso en conocimiento de la Unidad Departamental lo ocurrido. Así fue como llegó el hecho a oídos de la Policía, ya que el propio herido no formuló ninguna denuncia ni antes ni después de que trascendiera lo ocurrido.

De acuerdo con lo expresado por el propio facultativo de la fuerza, el muchacho baleado sufrió lesiones leves en el hombro izquierdo.

A pesar de no haber denuncia formal, la Policía realizó de oficio las actuaciones sumariales correspondientes.

Sin embargo, no se conocieron los motivos por los que se desató la balacera, ya que el damnificado no quiso hablar con los pesquisas. Se sospecha que se trataría de un ajuste de cuentas o, mejor dicho, de un “aviso”.

De manera extraoficial, no obstante, fuentes de la fuerza dejaron trascender que el joven herido es bastante conocido en el ámbito policial y que tiene antecedentes penales.

Una vez recibidas las curaciones necesarias, el joven fue dado de alta.

 

Translate »
Google+