2 de diciembre de 2016

Dicen que el asesino de Brenda ya tenía condenas por robo e intento de abuso sexual

Emanuel Eraclio Retamar (37), quien confesó haber matado y violado a Brenda Arnoletto (24) en la localidad de Pozo del Molle, era una persona muy temida en su ciudad natal, Calchaquí.

retamarSegún contó a Radio Show la periodista Tati Reinold, de FM Calchaqui, Retamar había cumplido condena por robo y un intento de abuso sexual de una abogada de Calchaquí.

Además, la periodista manifestó que “Manuco”, tal es su apodo, era un persona temida, ligada al delito y que había intentado abusar de al menos otras 5 mujeres, pero que estas nunca realizaron la denuncia.

El caso por el cual llegó a juicio y fue condenado por intento de abuso sexual, tuvo como víctima a una abogada de Calchaquí, que fue abordada por Retamar cuan hacía actividad física. Pudo ser auxiliada y el atacante no logró su objetivo.

Desde la justicia de Santa Fe se indicó que “Manuco” siempre cumplió con sus condenas. Se supo que era una persona que no era querida en Calchaquí, donde es nativo y donde vive su hermana.

En Villa María trabajo durante un tiempo en la terminal, donde también fue despedido por pedido de los propios comerciantes, que lo consideraban peligroso.

Translate »
Google+