19 de septiembre de 2016

Después de 6 meses pudieron empezar las clases en el establecimiento educativo

La Escuela “José Manuel Estrada”, Campo El Polvorín de se vio afectada por las inundaciones que perjudicaron a gran parte de la región. La escuela estaba rodeada de agua, con caminos anegados e imposibles de circular. Finalmente los educandos pudieron empezar las clases hace unos días.

14375293_10209308091132923_1848278945_o

Silvia y sus alumnos contentos de volver a su escuela.

A 10 KM de la localidad de Carrilobo, se encuentra el Centro Educativo “José Manuel Estrada”, Campo “El Polvorín” donde asisten alumnos de la zona junto a su directora y docente, Silvia Del Carmen Brusa.

En diálogo con Radio Show, tanto los niños como su directora expresaron su alegría de volver a la escuela, debido que durante el ciclo lectivo 2016 nunca pudieron llegar a la institución producto de las inundaciones que afectaron a esa región.

Durante estos 6 meses, las clases se dictaron en el predio ferrourbanistico, donde funciona la universidad coordinada por la Municipalidad de Carrilobo y La Cooperariva Eléctrica.

La docente agradeció a esas dos instituciones por permitirle poder  dictar las clases durante todo este tiempo en sus aulas.

14375293_10209308092452956_2004557356_o-1

Los niños frente a la escuela.

Además, reafirmó que desde la provincia no han hecho llegar ninguna ayuda para mejor los caminos ni para poder solucionar el estado de los campos de algunos productores.

Si bien han podido llegar a la escuela, los caminos se encuentran intransitables producto de las inundaciones. Muchos de ellos, a pesar de los meses que han pasado,  aún tienen aguan.

“Para llegar a la escuela tenemos que venir por campos. Los colonos nos permiten transitar por sus potreros”, aseveró Brusa.

14339375_10209308091932943_1300737914_o

Así está el camino por donde deberían llegar a la escuela.

En cuanto a los estudiantes se mostraron contentos y felices de volver a  su amada escuela, lugar donde aprenden, se educan, divierten y juegan entre compañeros, pero así también un lugar donde construyen un pedacito de sus historias de vida. Esas historias que quedan en los corazones de quienes aman las escuelas de rurales.

 

 

 

 

Escuchá el audio de la nota:

 

Informe de Daniel Bergese y Darío Chiantore.

Translate »
Google+