7 de marzo de 2017

Con una nueva ordenanza, el municipio busca preservar y ampliar el arbolado autóctono urbano

El Ejecutivo local presentó ante el Concejo Deliberante un proyecto de ordenanza para la conservación, protección y ampliación de los bosques y especies autóctonas en el radio de la ciudad. La elevación de la iniciativa fue realizada por el intendente Martín Gill el pasado 1 de marzo, en la apertura de sesiones legislativas.

El titular del Departamento Ejecutivo villamariense puntualizó que el objetivo es “crear una legislación local necesaria para conservar nuestros árboles, para conservar nuestras especies arbóreas prohibiendo la tala y el uso irracional de estas especies protegidas, y creando un equipo de trabajo junto con las instituciones, organizaciones y la Universidad”.

Además, destacó que es preciso evitar que el avance del ejido urbano sea en detrimento de los bosques autóctonos de la ciudad, bregando fundamentalmente por un ambiente protegido.

La norma que se somete al debate de los ediles fue concebida desde el área de Ambiente del municipio, y detalla algunas acciones a tener en cuenta para la protección del arbolado, uno de los elementos fundamentales para el ecosistema.

Cabe recordar que la ecoregión en la que se encuentra Villa María corresponde al espinal, con especies distintivas como el algarrobo. En ese marco, el proyecto de ordenanza busca proteger las especies que corresponden a esta categoría, tanto árboles como arbustos.

El texto elevado prevé la declaración de interés público de los bosques naturales, y señala qué cabe en esta denominación, además de prohibir absolutamente la tala y el uso irracional de las especies.

Así, la normativa sujeta a consideración establece como bosques naturales a los ecosistemas forestales naturales compuestos predominantemente por especies arbóreas nativas maduras, con diversas especies de flora y fauna asociadas, en conjunto con el medio que las rodea -suelo, subsuelo, atmósfera, clima, recursos hídricos-, conformando una trama interdependiente con características propias y múltiples funciones, que en su estado natural le otorgan al sistema una condición de equilibrio dinámico y que brinda diversos servicios ambientales a la sociedad, además de los diversos recursos naturales con posibilidad de utilización económica

En ese marco, establece que se encuentran comprendidos en la definición tanto los bosques nativos en cuya formación no intervino el hombre, como aquellos de origen secundario formados luego de un desmonte. También incluye los que emergieron tras una recomposición o restauración voluntarias.

Un punto importante del proyecto es que considera también como bosques naturales aquellos que, cualquiera sea el número de árboles que los conforman, forman cortinas adyacentes a orillas de caminos públicos, del río, del trazado ferroviario, entre otros.

De ser aprobada, los desarrollos inmobiliarios en curso y futuros deberán adecuarse a la normativa, a través de la cual el municipio, en conjunto con las universidades nacionales de Villa María y de Córdoba, realizará un relevamiento de la cantidad y calidad de los ejemplares existentes.

Además, la ordenanza permite la incorporación de voluntarios en todos los equipos de control y vigilancia, con la participación de todas aquellas asociaciones civiles que trabajan por el medio ambiente de la ciudad.

Translate »
Google+