29 de marzo de 2017

Con dos muestras, abrió sus puertas la Usina Cultural

Una muestra sobre libros prohibidos y otra sobre la escritora Edith Vera, desde esta tarde, en la vieja Casona Sobral. 

Desde esta tarde, Villa María tiene en funcionamiento su Usina Cultural, en la vieja Casona Sobral y gestionada conjuntamente por el municipio, la UNVM y la Biblioteca Bernardino Rivadavia.

Una de las actividades planificadas por el Día de la Memoria por la Verdad y la Justicia, conmemorando el 24 de marzo, e integrando la programación por los 150 años de la ciudad, fue, precisamente, la re-inauguración de la muestra “Ni acaso mil hogueras”. Esta muestra instalación sobre libros prohibidos por la dictadura, fue la encargada de darle el puntapié inicial a las actividades que se desarrollarán en la flamante Usina Cultural.

La inauguración contó con la participación de ocho talleristas integrantes del programa municipal Ser Arte y Parte, acompañados por el reconocido actor y payaso local, además de bisnieto de Antonio Sobral, “Chumy”, quienes realizaron una intervención artística de personajes típicos de la casa, como si aún viviesen en el lugar.

Además, participaron también, niños y niñas del comedor Caritas Felices de barrio La Calera, quienes pintaron un mural que se encuentra en el patio de la Usina Cultural.

Por otra parte, en las estancias de la institución también se expone de manera permanente una línea de tiempo que recoge la vida y legado de Sobral, en paralelo con otra sobre la obra de la escritora villamariense Edith Vera.

La muestra recoge un trabajo de memorias acerca de la violencia del terrorismo de Estado sobre la cultura, sus producciones y actores. En particular, hace eje en aquella ligada a la prohibición de libros, revistas, manuales escolares y producciones musicales que fueron objeto de la censura y la quema, cuyos autores fueron perseguidos, exiliados y desaparecidos.

Tras su inauguración, la Usina Cultural permanecerá abierta todos los días de la semana y con un staff permanente de personal que trabaja en el lugar.

Así, la nueva institución será lugar de cruce y convergencia de las distintas disciplinas artísticas, tanto a nivel de las artes visuales –pintura, dibujo, grabado, escultura, textil, fotografía, video, instalación, arte web- como de las artes performáticas –teatro, artes circenses, danza, música, performance, presentación de libros y lectura, poesía-.

 

 

Translate »
Google+