30 de enero de 2017

Iniciaron la limpieza de terrenos privados, con cuadrillas de Corralón municipal

Tal como lo habían anticipado, la Municipalidad realizará la limpieza de terrenos que sus propietarios ya han sido intimados y no han dado respuesta. El trabajo será a cargo del titular, quien ademas, será multado.

Tal como lo anunció el jueves el jefe de Gabinete local, Héctor Muñoz, comenzó esta mañana la limpieza de terrenos privados cuyos propietarios no respondieron positivamente a la intimación enviada por el municipio para el desmalezamiento. Las tareas se llevaron a cabo por parte de personal de Corralón municipal y comenzaron en cuatro lotes de calle Piedras, en barrio San Juan Bautista.

Semanas atrás, un equipo de inspectores recorrió la ciudad labrando actas de infracción a los lotes en malas condiciones sanitarias. Todos los propietarios fueron intimados y muchos de ellos procedieron a limpiar. Sin embargo, y como se informó hace dos días, aproximadamente 70 terrenos continúan en infracción. Sobre ellos, comenzó a aplicarse hoy la limpieza compulsiva  con cargo para los titulares, de acuerdo a la tarifaria vigente.

En tal sentido, la ordenanza en cuestión establece un costo de 102 pesos por metro cuadrado para la limpieza sin maquinaria pesada. A esto se agrega la multa, que es de una unidad por metro cuadrado, equivalente al 80 por ciento del valor de un litro de nafta súper. La resultante es realmente onerosa, ya que el valor de la limpieza con la multa ronda los 120 pesos por metro cuadrado.

Cuando se emplea maquinaria pesada, como la que se está utilizando hoy en cuatro terrenos de barrio San Juan Bautista, la tarifaria establece un costo para el titular del lote que asciende a los 138 pesos por metro cuadrado, al que se suma la unidad de multa.

Cabe recordar que el municipio ingresa a realizar el desmalezamiento en aquellos inmuebles privados en infracción que no estén cercados o tapiados. Esto es posible tras un encuentro mantenido en la semana por Muñoz con el juez de Faltas Miguel Gaitán, donde se estableció este procedimiento amparado en la adhesión del municipio a la Ley de Emergencia Sanitaria de la Provincia, dictada para la lucha contra el dengue, zika y chicungunya.

Con esta medida, el municipio busca mantener en condiciones sanitarias adecuadas los lotes baldíos de la ciudad, para evitar así la proliferación de mosquitos y otros insectos que pueden generar problemas sanitarios. A estas acciones se suma el descacharrado que se realiza en los barrios de la ciudad.

Translate »
Google+