3 de junio de 2015

Caso Esposito: El marido estaba muerto y “ella se puso a tocar el piano”

La frase pertenece a la declaración que ayer brindó el cabo primero Diego Ledesma. Fue el primer policía en llegar a la casa del empresario villanovense asesinado.

IMG-20150529-WA0010“El esposo (por Esposito) estaba tirado arriba y ella (Nora Abelleira) se puso a tocar el piano”, dijo el uniformado en el juicio que se retomó ayer.

José Alberto Deheza está acusado de supuesto autor de “homicidio doblemente calificado por uso de arma de fuego y por promesa remuneratoria”, mientras que  Nora Abelleira es juzgada como supuesta “participe necesaria de homicidio calificado por promesa remuneratoria”. Ambas calificaciones están penadas con prisión perpetua.

El hecho ocurrió en junio de 2011, el hombre fue asesinado en su casa de barrio Costa de Oro. La mujer detenida habría contratado a Deheza para que ultimara a Enrique Espósito y así poder quedarse con dos millones de pesos que el empresario había cobrado por la venta de un campo.

Aparte del testimonio del cabo Ledesma se receptó el del comisario Funes, investigador del caso, quien habló del entrecruzamiento de llamados entre Abelleira y Deheza.

También se comprobó que la mujer visitó a Deheza en la cárcel antes que este recuperara su libertad y antes del asesinato de Esposito.

El abogado José Luís Bertoldi, querellante en la causa, se refirió a la importancia del testimonio del comisario Funes.

Translate »
Google+