10 de Enero de 2017

Carrilobo: Preocupación por la suba de napas en la región

Lo confirmó a Radio Show Carlos Baravalle de FAA. La preocupación crece y se espera que las agua sigan bajando a pesar de que se espera un verano con muchas lluvias. 

Dijo Baravalle: “Hace un año que desde la Filial de Federación Agraria Argentina Carrilobo, medimos las napas y los distintos pasos de agua. En el lugar que medimos las napas, después de la lluvia del 1 de Enero, llegó a solo 24 cm. La verdad que sorprendió lo que pude ver con estas dos últimas lluvias: La siembra de segunda se había suspendido por falta de humedad y las napas se encontraban por debajo de los 1.5 metros, el día 26 llovió en la Zona (entre Colazo y Calchín Oeste) picos de hasta 230 milímetros. El día 26/12/2016, 12:43 pm, la napa aún estaba por debajo de los 1.5 metros, el día 27/12/2016, 9:48 am la napa estaba a 48 cm, el día 28/12/2016, 19:29 a 45 cm, el día 30/12/2016, 16:45 a 54 cm (bajó 9 cm), el 31/12/2016, 8:12 am a 60 cm, el 01 de Enero volvió a llover con picos de 125 milímetros (entre Carrilobo y Calchín Oeste) a la hora 15:43 las napas estaban a 36 cm, el día 02/01/2017, 19:49 hs a 24 cm. En la primer lluvia del día 26 el mayor caudal se manifestó en la alcantarilla campo Ambrogio, el día 27 a las 8:43 am superó los 3,3 metros cúbicos porque sobrepasó el ripio en unos 100 metros de largo por unos 5 cm de altura, estimamos que llegó a 4 o 5 metros cúbicos, los cuales bajaron considerablemente el día 28/12/2016 a 3,3 metros, pero con la lluvia del 1/1/2017 (siendo esta la mitad menos que la anterior) sobrepasó el ripio en unos 200 metros por 15 a 20 cm de altura, con lo que no podemos decir su caudal pero estimamos aprox. más de 6 metros cúbicos y se prolongó por más días que la anterior precipitación”.

Y agregó: “La conclusión es que con napas a 60 cm no tenemos capacidad de retención, por lo cual precipitaciones superiores a los 50 milímetros generan los daños que estamos viendo. Es necesario que eliminen los contratos accidentales (duración por cosecha) al menos en las cuencas que están en emergencia y si es posible en toda la provincia de Córdoba . Esto permitiría recuperar prontamente los niveles de rotación, y con dichos cultivos se absorben las napas freáticas, permitiendo éstas reducir el impacto generado por las precipitaciones”.

Translate »
Google+