15 de febrero de 2017

Camino a los 150 años de Villa María

Este domingo, en el escenario Rubén Vansetti, comenzarán las celebraciones camino al 27 de septiembre, cuando además de celebrar el cumpleaños de la ciudad, comience el “Festival Villa María Vive y Siente”.

La propuesta para la celebración está estructurada con temáticas mensuales que se trabajarán fundamentalmente desde la historia oral.

Febrero: No habrá que esperar mucho para el comienzo de los festejos, ya que el primer hito será el próximo domingo en el Escenario Rubén Vanzetti, en la Costanera. Con el eje en el Carnaval, las celebraciones iniciarán con un espectáculo en el que participarán la comunidad boliviana y diversas murgas y comparsas, tanto de Villa Nueva como de barrios de la ciudad. La cita es a partir de las 19,30 horas.

Marzo: En este mes, la propuesta será la Memoria, con eje en la dictadura militar y el terrorismo de Estado en la comunidad villamariense. Tres muestras se estructurarán, dos de ellas serán reposiciones. Los lugares elegidos serán el Centro Cultural Comunitario Leonardo Favio, la Casona Sobral y la Medioteca, y las exposiciones estarán centradas en torno a tres temáticas: Teología de la Liberación y sacerdotes tercermundistas; los libros prohibidos; y la vida de personas de Villa María y la región que fueron víctimas del Estado terrorista.

Estas acciones se complementarán con marcas de memoria permanente, es decir, baldosas que serán ubicadas en distintos lugares de la ciudad, producidas por las mujeres de la Cooperativa 20 de Octubre. Principalmente, se colocarán en el Paseo del Nunca Más, que va desde las Compuertas hasta el Reloj de Sol, y tendrán el nombre de las víctimas de ese período oscuro.

Abril: Malvinas será el eje vertebrador de las celebraciones. El intendente destacó que los héroes de Malvinas villamarienses y los muchos jóvenes de la ciudad que lucharon en el conflicto bélico de 1982 son la “insignia de la entrega de una comunidad a una causa irrenunciable, luchando contra una política que no compartimos que es la de desmalvinizar. Al contrario, procuraremos mantener en el centro de la agenda la causa Malvinas”.

Así, se realizarán diferentes actividades tendientes a reflexionar en escuelas y barrios sobre esta causa de soberanía, propiciando actividades que pongan en valor la entrega de los veteranos y la justicia del reclamo.

Mayo: El mundo del trabajo, de los oficios tradicionales, la formación de las organizaciones obreras constituirán la consigna para este mes. La idea es rescatar, siempre a través de la historia oral, la memoria de las primeras organizaciones de trabajadores en la ciudad, pero también las vivencias individuales de diferentes personas que, con sus oficios, construyeron la comunidad.

Junio: Durante el sexto mes del año, la mirada estará puesta en las bibliotecas que dieron un gran aporte a la constitución de la ciudad, y que formaron parte central de la vida de la comunidad. Fundamentalmente, se buscará revisar, en diferentes actividades, su sentido como procesos popular en la historia de la ciudad.

Los partidos y formaciones políticas también tendrán su espacio en el mes de junio, cuya propuesta se completará con un mapa de propuestas museográficas.

Julio: Este mes será el tiempo para volver la vista hacia el patrimonio arquitectónico de la ciudad, y hacia las marcas culturales de la comunidad impresas a lo largo de este siglo y medio de vida en cines, teatros, clubes sociales y de barrio.

Agosto: Un mes antes del aniversario propiamente dicho, será el turno de los barrios y comercios emblemáticos de la ciudad. Los villamarienses volverán la vista hacia los primeros diseños tras la fundación, los primeros loteos y expansiones. Los vecinos tendrán la oportunidad de ahondar en la historia de su propio sector, rememorando y dando sentido a sus orígenes.

Al mismo tiempo, se instalarán marcas de memoria en espacios comerciales que fueron identitarios en ciertas épocas del desarrollo de la ciudad.

Septiembre: Además de todos los actos protocolares que tendrán lugar en torno al 27, y del inicio de la segunda edición del Festival Villa María Vive y Siente, las actividades de memoria se estructurarán en torno a tres líneas de trabajo. Éstas serán:

-Valor de los pueblos originarios en la constitución de la ciudad.

-Villa María en el mundo y el mundo en Villa María, relacionada con inmigrantes y emigrados.

-Villa María y la región. “No podemos festejar sin sumar a la región, a la que le debemos el liderazgo que la ciudad tiene en el sudeste cordobés”, afirmó Gill.

 

 

 

Translate »
Google+