21 de septiembre de 2017

Allanan la universidad por denuncia de Negretti

El rector de la Universidad Nacional de Villa María, Luis Negretti, presentó una denuncia ante la Fiscalía Federal por “amenaza coactiva” contra el agente universitario Nicolás Bonetto. La policía Federal realiza un allanamiento en el campus de la casa de altos estudios.

La máxima autoridad de la casa de estudios manifestó que Bonetto lo extorsionó.

Al parecer, el contador pretendía un cargo en  la Fundación de la Universidad, y que sino lo ubicaban en un importante puesto, iba a  publicar “información sensible”.

Extraoficialmente, se conoció que el propio Nicolás Bonetto mostró a sus compañeros de trabajo un arma de fuego. Según allegados al contador,  estaba dispuesto a usar la pistola con quién se haga “el loco”.

Este es el comunicado de Luis Negretti:

“Frente a la difusión en redes sociales y correos electrónicos institucionales y no institucionales de documentación que habría sido extraída de la Fundación de la U.N.V.M. y la publicación de dicha circunstancia en algunos medios, creando un manto de sospecha sobre la gestión de los recursos públicos expreso lo siguiente:

1) Que el día lunes un agente de la Universidad pretendió COACCIONARME a conceder un cargo en el ámbito de la Fundación de la Universidad bajo amenaza de publicar información sensible sobre la misma. Que frente a la negativa rotunda a ceder a la coacción el agente procedió a publicar en redes sociales y correos electrónicos la mencionada información, exponiendo a la Universidad y a la Fundación a sospechas frente a la opinión pública.

2) Que en el día de hoy procedí a realizar la denuncia de la amenaza coactiva frente a la Fiscal Federal, solicitándole requiera del coaccionador y denunciador en las redes sociales la documentación que este pudiera tener para proceder a investigarla y determinar si en las mismas se determina la comisión de alguna irregularidad o hecho delictivo. Quedando la institución a total disposición para evacuar dudas o presentar los informes y pruebas que fueran menester.

3) Que a la gravedad de los hechos: coacción al rector de la Universidad y publicación de información que pretende descalificar a las personas y desprestigiar a la institución se suma que el involucrado se mostró con un arma cargada en el ámbito de la Universidad, comentando con compañeros no docentes que estaba dispuesto a usarla, lo cual por un lado pone en riesgo a la comunidad universitaria y denota un grado de inestabilidad emocional superlativo lo que me llevaron, además de realizar la denuncia penal a iniciar sumario administrativo y suspender preventivamente al agente.

4) Que como reflexión final quiero expresar que las cuestiones institucionales que pudieran sospecharse como irregularidad o delito deben investigarse y resolverse en el ámbito que corresponden, allí concurriremos a dar cuenta de la honorabilidad de la institución y de las personas que la representamos, lo contrario sería someterse a la “dictadura de las redes sociales”. Por último decir que a éste Rector no lo extorsiona ni coacciona nadie”.

Translate »
Google+