26 de marzo de 2018

A solo días de cumplirse un año del asesinato de Daniel Airasca, genera indignación y temor que este suelto quien lo asesinó

Joaquín Alves (27), hijastro del fallecido, quien fue declaro inimputable y alojado en un neuropsiquiátrico tras haber degollado a Airasca, ha sido beneficiado con salidas transitorias durante los fines de semana.

La presencia de Alves en el bario privado La Negrita en la casa que compartía con su madre y la propia víctima Airasca, generó incertidumbre entre los vecinos e indignación de los familiares del fallecido.

 

El caso había conmocionado a la opinión pública cuando Alves, que circulaba en el asiento trasero del auto que manejaba Airasca, degolló a este con un cuchillo.

 

En el auto también viajaba la madre de Alves, quien era pareja de la víctima.

Translate »
Google+