5 de Abril de 2017

500 nuevos puestos de trabajo se crean con la construcción de la planta de energía termoeléctrica

Con los movimientos de suelo que se están llevando adelante en uno de los lotes del Parque Industrial, el arribo de la empresa Uensa S.A. del grupo MSU a Villa María ya es una realidad, junto con inminente inicio de los trabajos de instalación de la planta generadora de energía termoeléctrica.

 Con la finalidad de articular acciones en una mesa de trabajo, el intendente Martín Gill encabezó pasado el mediodía un encuentro con los responsables de la firma contratista, denominada DVS Construcciones. Además de las autoridades del Parque Industrial, de la Oficina de Empleo y de funcionarios de diferentes áreas del municipio, estuvieron presentes directivos de AERCA y dirigentes de la UOM, la UOCRA y Luz y Fuerza, como así también la legisladora provincial Nora Bedano. La reunión de trabajo, estuvo orientada al análisis de los perfiles laborales que se requieren, las normas en materia de seguridad y los requerimientos tanto de subcontratistas y proveedores como del personal.

“Esta es la inversión más importante que se ha realizado en los últimos años en la ciudad, con 150 millones de dólares y la generación de más de 500 puestos de trabajo para la construcción de la planta”, expresó el intendente una vez finalizado el encuentro.

El titular del Ejecutivo indicó que del diálogo con la empresa DVS Construcciones, surgió que debido a que se trata de un proceso con mano de obra especializada para la construcción y la metalmecánica, la contratista trabajará con empresas de la ciudad y la región. “Se genera una enorme oportunidad vinculada a los programas de capacitación en oficios y a reactivar aquellas que han tenido una depresión en el ámbito laboral”.

Y agregó: “La instalación de la planta es una gran posibilidad de transferencia de recursos a Villa María, movilizando la actividad comercial de manera directa, e indirectamente por los puestos de trabajo que se generan”, afirmó.

De acuerdo a la información compartida en la mesa de trabajo, la obra tendrá una ejecución de 10 meses, con posibilidades de continuidad, dado que la firma del grupo MSU ya cuenta con un proyecto de ampliación de la planta.

“Junto a las instituciones que participaron del encuentro, llevaremos adelante estrategias para permitir que la demanda de mano de obra pueda unirse detrás de este proyecto”, aseguró Gill.

Por su parte, la asesora en recursos humanos de DVS, Diana Dubra, afirmó que en el predio del Parque Industrial ya están trabajando en el movimiento de suelo y que el objetivo del encuentro de hoy fue acordar en las pautas laborales en función de los 500 puestos de trabajo que requerirá la construcción de la planta.

Indicó que una vez que inicie la instalación de las turbinas generadoras General Electric, las tareas estarán bajo la supervisión de personal con 20 años de experiencia en el manejo de este tipo de tecnología.

Además de los mencionados, estuvieron presentes en la mesa de articulación el presidente del Parque Industrial, Carlos Pizzorno y los funcionarios del Ejecutivo Héctor Muñoz, Daniela Lucarelli y Carlos Ramírez. En nombre de DVS Construcciones participaron el gerente administrativo financiero corporativo, Miguel Cortés; el gerente de sitio de proyecto Villa María, Michael Velastegui; el jefe administrativo de proyecto Villa María, Carlos Morales, y el jefe de logística, Luis Urrutia.

Por AERCA, se sumaron Franco Monetti (presidente) e Ignacio Tobo (gerente); y por los gremios, Miguel Verón y Daniel Sánchez (UOCRA), Osmar Carrera (UOM) y Diego Bencivenga (Luz y Fuerza).

Translate »
Google+