29 de agosto de 2017

4 millones de pesos para instalar malla antigranizo en el cinturón verde

El dinero es aportado por el gobierno provincial para los quinteros de Villa María y Villa Nueva.

Avanzando en las acciones que se vienen concretando para el fortalecimiento del cinturón verde de Villa María, en el mediodía de hoy el intendente Martín Gill junto al ministro de Agricultura y Ganadería de la Provincia de Córdoba, Sergio Busso, presentó el proyecto de mejora para la producción hortícola de la ciudad.

 

En la primera instancia del mismo, se llevó a cabo un convenio asociativo por el cual se constituyó un clúster integrado por 22 productores de Villa María y Villa Nueva, quienes podrán acceder de esta manera a gestionar los beneficios en el marco del Programa para el Desarrollo Rural Incluyente (PRODERI).

 

“Es un paso importante para el fortalecimiento del cinturón verde, respondiendo a un criterio de previsión y sustentabilidad”, indicó el intendente Gill, quien además destacó el trabajo de los productores en el marco de la agricultura y economía familiar. “Fueron las familias las que formaron parte, desde un principio, de la constitución del Mercado de Abasto”, expresó el mandatario.

 

En tanto, el ministro Busso, comentó que “tras una circunstancia adversa y complicada, como los daños que ocasionó la tormenta durante el pasado verano, el Estado provincial llegó a esta región con una respuesta rápida, enfocados en acompañar”.

 

Asimismo, el funcionario provincial destacó “la diversidad productiva” que existe a lo largo y ancho del territorio cordobés, y enfatizó que “para el Estado son prioridad aquellos que más necesitan”.

 

El proyecto presentado por el clúster hortícola apunta a la gestión de un aporte de 3,6 millones de pesos, el cual será destinado al objetivo general de contribuir al mejoramiento de los ingresos prediales y familiares dedicados a la horticultura y, más específicamente, buscará elevar la producción a lo largo del año aumentando la capacidad mediante la capacitación técnica; disminuir las pérdidas por caída de granizo, vientos y lluvias; y fortalecer al grupo en la organización para compras, ventas y negociación.

 

Además, una de las primeras acciones será la mejora de la calidad del producto por efecto de la colocación de malla antigranizo. En total, se trata de 11 hectáreas de este elemento que contribuirá a reducir el daño ocasionado por inclemencias climáticas y mantener asegurada una parte de la siembra.

 

Jesica Condorí y Andrés Martínez, dos de los que constituyen el clúster, subrayaron que es la primera vez que sienten cercana la presencia del Estado y que la conformación del grupo, como así también la gestión de fondos y aportes les permiten proyectar y generar una perspectiva de sustentabilidad hacia el futuro para el sector hortícola villamariense.

 

En el marco del proyecto, el municipio pondrá a disposición de los productores asociados un técnico, quien comenzará a desarrollar un programa de acompañamiento para concretar progresivamente las mejoras necesarias. Asimismo, también habrá una articulación con la Universidad Nacional de Villa María, por el cual estudiantes de la carrera de Ingeniería Agronómica asesorarán sobre propuestas tecnológicas con el objetivo de optimizar la utilización y el rendimiento de la superficie cubierta con la colocación de malla antigranizo.

 

Cabe destacar que, en un trabajo conjunto entre la Municipalidad y el mencionado Ministerio, en el pasado mes de mayo se entregaron aportes no reintegrables a familias que trabajan en horticultura, tanto en Villa María como en Villa Nueva y otras pequeñas localidades de la región, en el marco del Fondo Permanente para la Atención de Situaciones de Desastre, como una herramienta paliativa para afrontar las pérdidas materiales ocasionadas por los fenómenos naturales ocurridos en enero.

 

Por otra parte, el intendente Gill  destacó que también se está trabajando en el desarrollo de una investigación acerca del sector periurbano de Villa María, “para que el avance de lo urbano no vaya en detrimento de lo rural, sino que se genera una convivencia”. En este sentido, el estudio apunta a proteger las tierras que se dedican a la producción en un contexto de agricultura familiar ante las acciones de loteos para la construcción.

 

En la reunión del clúster con el intendente y el ministro Busso, también estuvieron presentes el Coordinador del Programa de Desarrollo Rural Incluyente, Martín Gutiérrez; la legisladora provincial, Nora Bedano; el jefe de Gabinete, Héctor Muñoz; el presidente del Concejo Deliberante, José Carignano, la secretaria de Inclusión Social y Familia, Claudia Arias, la presidente del Mercado de Abasto, María Elena Díaz y el decano del Instituto de Ciencias Básicas y Aplicadas de la UNVM, Germán Cassetta.

Translate »
Google+