18 de febrero de 2016

10 años después quedó impune la tragedia aérea de los Ramonda

El Tribunal Oral Federal N° 2 de Córdoba absolvió a los tres acusados. El avión se estrelló en mayo de 2005 a metros del aeropuerto Ambrosio Taravella dejando seis muertos y tres heridos.

Se trata del comodoro de la Fuerza Aérea Hugo Eduardo Argañaraz (62), en esa época jefe del Aeropuerto Internacional Córdoba; Edgardo Gabriel Mazzieri (45), quien era observador de superficie de la estación meteorológica, y Adolfo Apesseche (68), por ese entonces administrador de la firma Aeropuertos Argentina 2000 S.A.Habían llegado al banquillo imputados por “homicidio culposo por inobservancia de los reglamentos o deberes a su cargo, agravado por la pluralidad de víctimas, en concurso real con lesiones culposas, agravadas por la pluralidad de víctimas”.

El fiscal federal Maximiliano Hairabedian señaló a Cadena 3: “Habrá que ver los fundamentos cuando salga la sentencia para ver los motivos de la absolución”.

“Como representante de la fiscalía había solicitado la absolución a uno de los acusados”, acotó.

El avión Piper Navajo se estrelló a metros del aeropuerto Ambrosio Taravella, en la capital cordobesa, y dejó un saldo de seis muertos y tres heridos.

La aeronave trasladaba a integrantes del equipo de competición de autos Toyota desde la ciudad de San Juan. Fallecieron el corredor Nicolás Vuyovich; el piloto del piper Daniel Reynoso; el copiloto Mario Corti (jefe del equipo Toyota); Gustavo Ramonda; su hijo David, de 6 años, y su socio Hugo Suárez.

Sobrevivieron el periodista Rodolfo Butta, el fotógrafo Fabricio Nicollier y Joaquín Palacios, de 14, sobrino de Ramonda.

Translate »
Google+